PIEZA FOUR. LA CAMA

LA PIEZA PARA CONFIGURAR LA CAMA COMO TÚ QUIERAS

Recientemente explicamos los pilares principales en los que se apoyaba el sistema OLUT, un conjunto de piezas únicas que configuran muebles de inspiración estilo nórdico, con influencias del estilo industrial para proyectos de interiorismo actuales en los que se atiende a la realidad de las personas que las usan. De ahí que uno de los valores principales de estas piezas sea la capacidad de cambio, de mutación y de adaptación a las nuevas necesidades del usuario. Ya hablamos sobre la pieza one, ¿os acordáis?, la PATA que sirve para configurar la MESA DE COMEDOR, de COCINA, de REUNIÓN o AUXILIAR según quieres o necesites. También hemos comentado la pieza two, el caballete que nos sirve para crear mesas individuales o dobles y la pieza three, el escritorio para la mesa perfecta. ¡Vamos a por la pieza four!

PIECE NUMBER FOUR

La pieza • FOUR • es la cama, una estructura de hierro de altura de 30,5 cm con 2 anchos (100/120cm) y 2 largos (200/210cm) en 2 posibles acabados: DARK y BLANCO con la que podemos configurar camas con o sin cabecero y sofás.

 

 

Como ocurre con el resto de piezas OLUT, el tablero que lo acompaña puede aplicarse en distintos acabados como la MADERA NATURAL en sus 5 versiones: ROBLE OLUT, ROBLE CITY, BLANCO, TORTORA y PIEDRA. O bien utilizar las opciones delos 16 colores de LACAS LISAS o  TEXTURADAS (Blanco, Gris, Ceniza, Plomo, Beige, Piedra, Tórtora, Moka, Cielo, Mar, Turquesa, Musgo, Mango, Bambú, Ocre, Teja). Además, en el mismo escritorio se pueden combinar los acabados entre el tablón de la parte superior con las tablas que sirven de espacio de almacenaje dentro del propio caballete.

 

 

UNA CAMA QUE SIRVA PARA MÁS QUE PARA DORMIR

Sin duda, todos queremos tener una cama en la que dormir bien. La cama en nuestras estancias, ocupan mucho espacio por lo que se convierten en una pieza de relevancia en la decoración. La pieza FOUR del OLUT está pensada para configurar una cama pero, sobre todo, está pensada para ser una solución en las casas actuales en las que la escasez de metros está a la orden del día. ¿No estáis cansados de tener que poner camas que resultan poco atractivas y restan espacio y posibilidades a nuestra decoración? Esta pieza está diseñada para utilizarse sobre una pared o cabecero, con apoyos laterales parciales o totales que permitan convertirla en un sofá.

La cama se convierte en el eje del dormitorio, una parte muy importante de nuestra intimidad en la que nos encontramos en solitario e invertimos las horas más personales de la jornada. Por ese motivo, es importante hacer que nuestra cama se ajuste de manera fiel a lo que cada uno de nosotros buscamos en dicha intimidad.

Una cama para cada persona

A) La cama de “toda la vida”

Si lo que nos gusta es el orden y que cada cosa esté en su sitio y sea claramente identificada, el mejor formato es el de la cama con cabecero acompañada de una mesita de noche. A priori, esta solución puede resultar algo aburrida, sin embargo, las posibilidades de combinación de materiales permite llegar a resultados variados y de estilos decorativos bien distintos y sorprendentes como se puede apreciar en los ejemplos. El uso del ROBLE OLUT nos ofrece una apariencia más sobria y natural mientras que la mezcla de colores tanto en el cabecero como en la mesita así como la estructura blanca de la cama, resulta fresco y divertido para un dormitorio infantil-juvenil. Sólo queda disfrutar de vestir la cama con textiles acordes a cada estilo.

La

 

B) Una versión de cama informal

Si necesitamos seguir rigiéndonos por la presencia de la cama pero no deseamos la cama convencional, la propuesta ideal para estos casos es el uso de laterales a una altura baja que ofrece un aspecto práctico pero no rígido. Esta configuración de la cama es ideal cuando queremos colocarla en una posición también poco habitual, no apoyada en la pared, por ejemplo; sin que sea un problema para colocar las almohadas o cojines. En estos casos, los laterales son la solución perfecta. Pero, ¿tenemos que prescindir de la mesita de noche, tan práctica para objetos como el despertador o el libro de lectura? Una solución alternativa es el uso de los cajones abatible que se pueden dejar bajo la cama y sacar cuando lo necesitemos. Al igual que en el caso anterior, el uso de materiales ofrece resultados de estilos decorativos de mayor tendencia nórdica, juvenil, industrial, etc.

 

C) Un sofá para el hoy, una cama para el mañana

La vida cambia mucho más rápido que lo quisiéramos pero no podemos organizar nuestra casa para el hoy como si fuera el mañana. La pieza FOUR del OLUT es ideal para esas estancias en las que queremos habilitarlas con un sofá de uso práctico en el día a día pero que pueda reconvertirse en una cama, en ocasiones puntuales o de manera definitivamente si el número de miembros de la familia aumenta. ¿No es lo mismo que un sofá cama?, os preguntaréis . Pues no. En general, el uso será siempre uno. Cuando es un sofá funciona como tal y cuando queremos que sea una cama para la habitación de un niño, será siempre una cama, no un sofá que tenemos que reconvertir cada día en cama. Esto nos evita tener que comprar una pieza ahora que tenemos que desahuciar en el futuro y gozar de sus 2 usos plenamente en cada momento.

En la versión del sofá, como ocurre con la cama , el conjunto de textiles convierte la pieza hacia el estilo decorativo que busquemos en nuestra casa.

¿No te parece que es una pieza muy práctica? ¿Se te ocurre alguna modalidad que te gustaría compartir? ¿Tu combinación de materiales ideal?