CLAVES PARA COMBINAR ESTILOS: NÓRDICO, INDUSTRIAL, VINTAGE…

MEZCLAR ESTILO DECORATIVOS PARTE DEL ADN DEL OLUT

Hay 2 razones principales que hacen que la mezcla de estilos decorativos sea habitual en los hogares:

a) Es una TENDENCIA indiscutible. Las razones decorativas resultan inevitables cuando nos encontramos en el mercado con productos tan bellos con orígenes tan diversos. Renunciar a todos en favor de uno solo estilo resulta difícil y ¿po qué hacerlo cuando se pueden conseguir resultados magníficos en la mezcla?

b) Es una cuestión PRÁCTICA. Raro es que nos enfrentemos a “vestir” nuestra casa desde cero, vacía. Desde que comenzamos nuestras andanzas por el mundo, vamos acumulando objetos de diversa naturaleza que nos acompañaran el  resto de nuestra vida y a los que no queremos renunciar. Bien sea porque la pieza es realmente bonita, porque es práctica o porque tenemos un apego emocional a la misma.

Sin embargo, la combinación de estilos decorativos no siempre es fácil. No digo que haya que ser un experto en decoración pero quizás sí sea necesario contar con cierto instinto estético que permita hacer las mezclas idóneas para que nuestro hogar se convierta en un espacio singular admirado por todo el que lo visita y no un espacio en el que reine el caos visual. OLUT es un programa cuya naturaleza se fundamenta en conceptos del estilo nórdico: piezas ligeras, mezcla de materiales, prevalece lo natural, versátiles y modificables en los usos…y, fácilmente combinables en distintos estilos decorativos cuando se usan de manera individual. ¿Quieres saber cuál es la mejor manera de combinarlas?

  1. Tu casa es un TODO. Cuando quieras mezclar piezas de estilos diferentes, intenta pensar en tu casa como en un TOTAL en el que la mezcla se extienda por cada habitación. No funciona si creas una sala minimal con pocas piezas muy sobrias en blanco y negro y la habitación la insuflas de aire romántico con colores pastes, y muchas piezas de adorno, por ejemplo. Las piezas OLUT son perfectas para realizar un proyecto global de tu casa ya que al ser piezas de usos tan diversos como bancada para sala, mesa de estudio, estantería/vestidor o camas y sofás, podemos salpicar las estancias con ellas en convivencia con otras de naturalezas distintas.
  2. Define el ESTILO PROTAGONISTA. El estilo nórdico es, sin duda, uno de los estilos decorativos base que mejor se adapta a la mezcla con otros. Sin embargo, es posible partir de otro que nos resulte más atractivo siempre que conozcamos bien sus límites o particularidades. Así, los estilos rústicos o clásicos más puros son más complejos de mezclar con acierto. El estilo protagonista que debe prevalecer por encima de los demás será el que reine en todas las estancias.
  3. Unifica los COLORES. El color es otro de los pilares fuertes en la decoración. Si hemos optado por crear un estilo ecléctico, mixto en nuestra casa, es aconsejable que trabajemos sobre una gama de colores no demasiado extensa que permita que los estilos decorativos de las piezas respiren. Por ejemplo, funcionan muy bien los tonos de los materiales naturales con los blancos, negros y grises.
  4. La LUZ, nuestra aliada. En esto también tiene mucho que ver la planificación. En nuestras casas siempre hay puntos de mayor iluminación que se alzarán con el protagonismo ante nuestros ojos. Aprovechemos la fuerza de la luz para colocar en esas zonas, las piezas  más relevantes y bellas que definan el estilo de la estancia.

En los proyectos en los que interviene el OLUT, reinan muchos de estos conceptos que os contamos. Es habitual que las piezas OLUT, de naturaleza vinculada al estilo nórdico, se fundan con naturalidad en espacios más rústicos o combinen a la perfección con textiles como alfombras persas. ¿Es el caso de tu hogar? Nos encantaría verlo.